Como hacer una impresion casera

La técnica de impresión se compone de muchos tipos, cada una más compleja que la otra (dependiendo de los detalles que se quiera lograr). Entre la litografía, el grabado y la simple estampa con sello, encontramos la necesidad de reproducir dibujos y textos, todo en favor de la comunicación.

Este trabajo de impresión que te presentamos es bastante casera y rudimentaria. Ideal para enseñárselo a un niño y acompañarlo en el desarrollo de su creatividad.

Impresión súper casera

Impresión súper casera

Necesitaremos:

  • Recipiente de tecnopor.
  • Cutter.
  • Lápiz.
  • Témpera u otra pintura no grasa.
  • Rodillo.

Utilizaremos un envase de tecnopor, esos que sirven para almacenar comida. Cortamos con el cutter un cuadrado (tomado de la base del envase). Dibujamos con el lápiz (con la punta redondeada, no filuda) la imagen que será el propósito de nuestra impresión casera, tratando de no traspasar el material (que utilizaremos como sello). Considere que de la ilustración realizada se imprimirá el inverso. Toda profundidad marcada en el tecnopor no se registrará en el papel. Con un rodillo damos dos o tres pasadas de pintura y, finalmente, colocamos un papel sobre ella fijando una leve presión para que se estampe correctamente el boceto.

Opina

*